ODS 5 | Voluntarios Telefónica

ODS 5

Las mujeres y las niñas siguen sufriendo discriminación y violencia en todos los lugares del mundo. Y es que lograr la igualdad entre géneros no es sólo un derecho fundamental, sino la base para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible. ¿Sabes lo que conseguiríamos si proporcionásemos a todas las niñas y mujeres acceso a la educación, atención médica y representación en las decisiones políticas y económicas? Que las comunidades mundiales se verían beneficiadas en todos los aspectos, tanto económica como socialmente.

Se han conseguido grandes avances, pero debemos seguir trabajando para alcanzar algo tan básico como que un hombre y una mujer sean iguales ante la sociedad. En el norte de África, por ejemplo, las mujeres suponen menos del 20% de los empleos remunerados en la agricultura. ¡Menos del 20%!

Queremos alcanzar la participación plena de las mujeres, la igualdad de oportunidades de liderazgo y promover el empoderamiento de la mujer. Queremos eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación. Pero, sobre todo, queremos lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas la mujeres y niñas. ¡Porque el mundo no sería nada sin todas ellas!

¿QUÉ PUEDO HACER YO?

15 TIPS PARA LOGRARLO

Empieza a actuar en tu entorno diario a través de actividades de voluntariado y con actividades de voluntariado. ¡Combate los micromachismos!

A veces no somos conscientes de cómo hablamos y utilizamos un lenguaje discriminatorio. Una buena forma de empezar es revisando tu forma de expresarte.

Fomenta el uso indiscriminado de juguetes y colores por parte de niños y niñas. ¿Por qué utilizar el azul para los niños y el rosa para las niñas? Dejemos que se sientan libres de elegir.

Denuncia la materialización de la mujer en cualquier contexto, desde tu día a día hasta la televisión.

No te calles ante conductas o lenguajes discriminatorios. Son las pequeñas acciones como estas las que cambian nuestra forma de pensar.

¿Conoces las oportunidades de voluntariado online contra la violencia de género? Puedes ayudar enormemente mediante el diseño de logos, la redacción de textos o a difundir las campañas de organizaciones no gubernamentales. Desde casa también puedes cambiar las cosas.

Participa en talleres de concienciación y combate de micromachismos. En cada ciudad hay infinitas iniciativas de actuación en colegios e institutos, ¡y son tremendamente efectivos!

Planifica tu conciliación profesional y personal de forma abierta y dialogada con tu pareja. Llegar a un punto en común es esencial para lograr la felicidad de los dos, ¡y siempre se puede cambiar lo que no funcione!

Intenta transmitir todo esto a los mayores, a pesar de que sus convencionalismos están más arraigados. Seguro que lo agradecerán.

¿Conoces los voluntariados estatales contra la violencia de género? Son espacios abiertos al diálogo donde podrás ayudar a muchas mujeres y niñas que necesitan algo tan simple como hablar. Hay actividades de ocio, talleres y ratos en los que acompañar a los hijos o hijas de mujeres que tienen que acudir al Servicio de Atención Integral a víctimas de violencia de género. ¡A veces, algo tan sencillo como tomar un café puede ser de gran ayuda!

También existe el voluntariado corporativo, en el que, desde las mismas empresas, se puede aumentar su competitividad al tiempo que se genera un valor positivo en su entorno. ¡Todos ganamos!

Todos podemos cambiar los hábitos de las tareas domésticas, sobre todo si se han establecido por una cuestión de género. ¡Todos tenemos las mismas habilidades!

¡Rompe convencionalismos laborales! No existe ningún oficio exclusivo para hombres o mujeres. La enfermería no es solo para mujeres ni la ingeniería para hombres.

Acércate a las entidades sociales que trabajan para ayudar a las mujeres víctimas de la violencia de género. Ayúdales en su labor. ¡Es más fácil de lo que piensas!

Educa a tus hijos para formarles en una sociedad igualitaria. Ellos serán los protagonistas de un futuro en el que todos tengamos los mismos derechos y oportunidades.

Denuncia. No permanezcas impasible y acude a la justicia.

¿EN QUÉ ACTIVIDADES DE VOLUNTARIADO PUEDO PARTICIPAR?

¡Ayúdanos a cumplir las metas de este ODS!

Infórmate de las actividades disponibles en nuestro portal sobre este Objetivo de Desarrollo Sostenible

¿Cómo pueden contribuir las empresas?

Las empresas tienen un papel clave en este sentido, debiendo adoptar a nivel interno políticas y procedimientos para garantizar los mismos derechos y oportunidades laborales a la mujer e invirtiendo a nivel externo en programas de empoderamiento económico de las mujeres y niñas, fomentando así el crecimiento económico y el desarrollo social..

El ODS 5 pretende facilitar a las mujeres y niñas igualdad en el acceso a la educación y atención médica, en las oportunidades para conseguir un trabajo digno y en la representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas.

1. Dimensión de género. Garantizar que todas las políticas de la empresa incluyan la dimensión de género y fomentar desde la cultura empresarial la igualdad y la integración.

2. Plan formativo. Para todos los niveles de la empresa en materia de género, que incluya temáticas como los derechos humanos y la no discriminación, con atención especial a los departamentos de recursos humanos.

3. Fijar objetivos. y resultados a nivel empresarial para la igualdad de género y medir y difundir el progreso.

4. Políticas salariales que aseguren una igual retribución por igual trabajo, independientemente del género.

5. Sistema de contratación y protección del empleo para integrar la dimensión de género y combatir una posible discriminación en la contratación, la promoción y el nombramiento de altos cargos y miembros del consejo de administración.

6. Conciliación familiar, tanto de mujeres como de hombres, y el acceso a guarderías.

7. Tolerancia cero. Instaurar una política de tolerancia cero hacia cualquier forma de violencia en el entorno laboral que contemple los abusos verbales y físicos.

8. Respetar la dignidad de las mujeres y niñas en todos los productos y servicios de la empresa, incluidas las acciones de marketing.

9. Formar a proveedores en materia de igualdad de género.

10. Capacitar a las mujeres de la cadena de suministro para adquirir nuevas habilidades laborales.

11. Integrar una cultura de derechos humanos en la empresa, a través de la implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas, con especial hincapié en los derechos de la mujer.